El arquitecto Sáenz de Oíza y sus circunstancias en el Museo ICO

Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré

La obra más personal del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oíza (Cáseda, Navarra, 1918-Madrid, 2000) se puede contemplar hasta el 26 de abril en el Museo ICO bajo el título Sáenz de Oíza. Artes y Oficios. El año pasado los conocedores de la obra del arquitecto ya pudieron ver parte de sus trabajos expuestos en las salas del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) con motivo de la conmemoración del centenario de su nacimiento. Sin embargo, lejos de repetirse, la propuesta expositiva presentada por el Museo ICO recrea una atmósfera lúdica y transversal, que se aleja del canónico orden cronológico para aproximarse a las facetas más viscerales de la práctica arquitectónica a través de cinco ejes temáticos de doble naturaleza: El oficio de aprender/El arte de enseñar, El oficio de habitar/El arte de construir, El oficio del alma/El arte de evocar, El oficio de creer/El arte del mecenazgo y El oficio de competir/El arte de representar.

Oficios y artes se suceden el uno al otro entre una selección que supera las 250 piezas, muchas de ellas inéditas, y no todas de la autoría del arquitecto, sino de Sáenz de Oíza y sus circunstancias. Y es que junto a los planos, maquetas y dibujos de sus proyectos más emblemáticos, encontramos obras de destacados artistas del ámbito español con los que colaboró a lo largo de su carrera y con los que mantuvo una gran amistad, entre los que destacan Jorge Oteiza, Antonio López, Lucio Muñoz, Pablo Palazuelo y Eduardo Chillida. Una serie de vínculos profesionales que dejan patente la clara voluntad de los comisarios (sus hijos Javier, Vicente y Marisa Sáenz Guerra) de crear un recorrido cargado de sinergias que permitan al espectador acercarse al trabajo del arquitecto no solo a través de su propia obra sino de la mirada de las distintas personalidades que le acompañaron a lo largo de su carrera.

Creo que no arriesgo al afirmar que todo estudiante de arquitectura se aproxima a la obra de Sáenz de Oíza a través de Torres Blancas (1964-1968), uno de sus proyectos más emblemáticos, que construyó gracias al mecenazgo de Juan Huarte y que se ha convertido en todo un icono del skyline madrileño. Desde sus alturas el pintor Antonio López realizó varios cuadros en los que retrató la ciudad a vista de pájaro, como puede verse en varias fotografías de la exposición. La singularidad de Torres Blancas radica en su peculiar sinuosidad, tanto en planta como en fachada, que recuerda a la estética blanca y organicista de las obras de Le Corbusier, una de sus grandes fuentes de inspiración. En la exposición se puede contemplar el homenaje que Sáenz de Oiza realiza al maestro suizo con una colorida composición a partir de los tres niveles superpuestos de la Villa Savoye.

Otro de los proyectos más conocidos de Sáenz de Oiza es la Basílica de Aránzazu en Guipúzcoa, en la que participaron artistas como Lucio Muñoz, con la creación del retablo, o Jorge Oteiza, con el diseño del relieve mural de la fachada y las esculturas de los apóstoles. En relación con este último encontramos además fotografías y planos del diseño que el arquitecto realizó de la Fundación Museo Jorge Oteiza (Navarra), acompañados de un gran número de esculturas del artista. También en su tierra el arquitecto es autor del diseño de la Universidad Pública de Navarra, un proyecto que figura dentro de la sección El oficio de aprender/El arte de enseñar, porque Sáenz de Oiza fue además catedrático en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, donde muchos de sus alumnos actualmente son profesores.

A lo largo del recorrido también encontramos obras de menor escala, como la Casa Durana, construida en Vitoria en 1959, y otros proyectos de gran envergadura como las oficinas de la Torre del Banco de Bilbao en el Paseo de la Castellana de Madrid. Sin duda, una exposición para ver con detenimiento y dejándose seducir por el vaivén de los distintos formatos y las diferentes escalas de este gran elenco artístico.

Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios © Marina Fertré
Vista de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en el Museo ICO © Marina Fertré